Efecto neuroprotector de los farmacos utilizados en anestesia general

Edson Montero Cabrera

Resumen


El sistema nervioso central es susceptible a numerosas injurias que se pueden presentar como un proceso fisiológico programado, apoptosis, en  procesos fisiopatológicos tales como inflamación, degeneración o deprivación energética, expresado en enfermedades neurodegenerativas  crónicas como  enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer y esclerosis múltiple o en trastornos agudos como isquemia, apoplejía, trauma. Las neuronas que componen esta compleja red de procesos nerviosos, son extremadamente sensibles a cualquier deterioro en la entrega del sustrato por privación de oxígeno-glucosa, lo que se constituye en la principal causa de daño cerebral irreversible.

Muchos de los eventos conducentes  al daño neurológico se producen durante el período perioperatorio, de ahí, la  importancia clínica en la neuroprotección mediante el uso de agentes anestésicos, cuyas moléculas al interactuar sobre sus objetivos diana, desencadenan una cascada de señalización destinada a reducir los factores éxito-tóxicos liberados, disminuir la tasa metabólica cerebral y favorecer la irrigación del tejido nervioso susceptible.

Gran parte de la investigación disponible se ha centrado en modelos animales que replican el accidente vascular encefálico y que por consiguiente generan una deprivación oxigeno-glucosa en la zona afectada. Estudios en roedores sugieren que la dosis, tiempo y duración de la administración de los fármacos anestésicos, en especial los agentes de administración inhalatoria, serán determinantes en la severidad del daño neurológico. Se suma a esto, el hecho que estudios realizados in vivo han diferenciado los efectos neuroprotectores de los distintos fármacos anestésicos  a corto y a largo  plazo con resultados disímiles en modelos experimentales de isquemia cerebral. Para facilitar la clasificación, los investigadores han definido el corto plazo, como aquel en que la intervención anestésica se realiza dentro del plazo de 7 días posterior a la generación de la isquemia, y el largo plazo estará dado en aquella situación en que tal intervención se realiza en un plazo superior a la semana de producida la isquemia. Gran parte de los estudios revelan que la neuroprotección es exitosa a corto plazo. Los resultados de éstos y otros estudios realizados a largo plazo son discutibles y a veces contradictorios, la comunidad científica en este punto no llegado a ningún acuerdo, fundamentalmente porque no existe explicación del mecanismo por el cual los agentes producirían la neuroprotección y para muchos esta no es tal, sino más bien una retraso de la muerte celular durante la reperfusión.

La exposición a fármacos anestésicos durante la peri, pre y post-isquemia, es otro gran tema. Agentes anestésicos volátiles han sido los más estudiados en este tópico, administrándose a modelos animales previos al clampaje,  lo que se define como el pre-acondicionamiento a la injuria. Los resultados obtenidos han sido satisfactorios hasta 1 hora antes de inducir la isquemia, revelando éxitos en la neuroprotección in vivo. Trabajos específicos en la post-isquemia son escasos, sin que se detecte ningún efecto benéfico de carácter neuroprotector.

Los múltiples mecanismos neuroprotectores  por los cuales los distintos agentes anestésicos realizan su acción in vivo con o sin lesión isquémica se explican mediante la regulación de la óxido nítrico-sintasa, activación de los canales de potasio dependientes de ATP, reducción de los factores de estrés éxito-tóxicos y de la tasa metabólica cerebral, aumento del flujo sanguíneo peri-isquémico cerebral y regulación de los factores antiapoptóticos incluyendo las MAP quinasas.

Muchos de los resultados obtenidos en distintos ensayos no son definitivos, por lo que necesario, el desarrollo de trabajos más exhaustivos para clarificar y optimizar los parámetros obtenidos y su real aporte a la neuroprotección en individuos que deben ser anestesiados para la realización de procedimientos quirúrgicos y que exhiben un alto riesgo de accidentes cerebrovascular.

Palabras clave


alzheimer, anestesia, neuroprotector

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.



OmniaScience, 2011-2017 - www.omniascience.com